Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 25 de junio de 2014

Lectura para esta noche: Es considerado normal... 1] Cualquier cosa que nos haga olvidar nuestra verdadera identidad y nuestros sueños, y nos haga apenas trabajar para producir y reproducir. 2] Tener reglas para una guerra (Convención de Ginebra). 3] Emplear varios años estudiando en la universidad, y después no conseguir trabajo. 4] Trabajar de nueve de la mañana a cinco de la tarde en algo que no da ninguna satisfacción, con la condición de poder jubilarse después de treinta años. 5] Jubilarse, descubrir que ya no se tiene energía para disfrutar de la vida, y morir pocos años después, de aburrimiento. 6] Usar botox. 7] Procurar tener éxito financiero, en lugar de buscar la felicidad. 8] Ridiculizar al que busca la felicidad en lugar del dinero, calificándolo de “persona sin ambición”. 9] Comprar objetos como coches, casas, ropas y definir la vida en función de estas comparaciones, en lugar de intentar averiguar la verdadera razón de estar vivo. 10] No hablar con extraños. Criticar al vecino. 11] Considerar que los padres siempre tienen la razón. 12] Casarse, tener hijos, y continuar juntos aunque el amor haya terminado, alegando que es por el bien de los niños (como si éstos no presenciaran las constantes peleas). 13] Criticar a todo aquel que intenta ser diferente. 14] Empezar el día con un despertador histérico al lado de la cama. 15] Creer que es verdadero absolutamente todo lo que está impreso. 16] Llevar un pedazo de tela de colores atado al cuello, sin ninguna utilidad conocida, pero que todos conocen con el pomposo nombre de “corbata”. 17] Nunca ser directo en las preguntas, aunque la otra persona entienda lo que se está queriendo saber. 18] Mantener la sonrisa en los labios cuando se tienen unas ganas locas de echarse a llorar. Y sentir piedad por todos los que demuestran sus sentimientos íntimos. 19] Pensar que el arte vale una fortuna, o que no vale absolutamente nada. 20] Despreciar por sistema lo que se consiguió fácilmente, porque, como no se dio el “sacrificio necesario”, no debe de tener las cualidades requeridas. 21] Seguir la moda, incluso cuando parece ridícula e incómoda. 22] Estar convencido de que todo famoso debe tener guardados montones de dinero. 23] Dedicar mucho esfuerzo a la belleza exterior, y preocuparse poco con la belleza interior. 24] Usar todos los medios posibles para mostrar que, aun siendo una persona normal, uno está infinitamente por encima del resto de los seres humanos. 25] A bordo de un transporte público, nunca mirar directamente a los ojos de la gente, pues tal cosa podría entenderse como un intento de seducción. 26] Al entrar al ascensor, mantenerse orientado hacia la puerta de salida, y comportarse como si no hubiera ningún otro ser humano allí dentro, por muy abarrotado que esté el lugar. 27] Jamás reírse a carcajadas en un restaurante, por muy buena que sea la historia. 28] En el hemisferio norte, elegir la ropa que se lleva de acuerdo a la estación del año: brazos desnudos en primavera (por mucho frío que haga) y jersey de lana en otoño (aunque haga mucho calor). 29] En el hemisferio sur, llenar el árbol de navidad de algodón, aunque el invierno no tenga nada que ver con el nacimiento de Cristo. 30] Cuando alguien llega a mayor, creerse dueño de toda la sabiduría del mundo, aunque muchas veces no se haya vivido lo suficiente para reconocer lo correcto. 31] Ir a una feria de beneficencia y pensar que con eso ya se ha hecho bastante para acabar con las desigualdades sociales del mundo. 32] Comer tres veces al día, aunque no se tenga hambre. 33] Creer que los otros siempre nos superan en todo: son más atractivos, más competentes, más ricos, más inteligentes, etc. Es muy arriesgado aventurarse más allá de las propias limitaciones: lo más conveniente es no hacer nada. 34] Hacer del coche un medio para sentirse poderoso, y capaz de dominar el mundo. 35] Soltar improperios en el tráfico. 36] Pensar que todo lo malo que hace el hijo de uno es por culpa de las malas compañías. 37] Casarse con la primera persona que dispone de cierto estatus social. El amor puede esperar. 38] Repetir continuamente “Yo al menos lo intenté”, aunque en realidad no se haya intentado absolutamente nada. 39] Postergar las experiencias más interesantes de la vida para cuando ya no quedan fuerzas para llevarlas a cabo. 40] Huir de la depresión con fuertes dosis diarias de televisión. 41] Pensar que todo lo conquistado se puede dar por seguro para siempre. 42] Creer que a las mujeres no les gusta el fútbol, y que a los hombres no les gusta la decoración. 43] Echarle al gobierno la culpa de todo. 44] Estar convencido de que ser una persona buena, decente, educada, conlleva que los demás la consideren débil, vulnerable y fácilmente manipulable. 45] Estar igualmente convencido de que la agresividad y la descortesía en el trato con los otros equivale a tener una personalidad poderosa. 46] Tener miedo de la fibroscopia (los hombres) y del parto (las mujeres). 47] Por último, creer que la religión de uno, además de la única dueña de la verdad absoluta, es la más importante, la mejor, y que todos los seres humanos de este inmenso planeta que crean en cualquier otra manifestación de Dios están condenados al fuego del infierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario