Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 15 de mayo de 2014

magino las tardes junto a ti, tumbados en la hierba con la mirada fija en el celestial y pulcro cielo, respirando el mismo aire, escuchando los cánticos de los pájaros, deleitándonos con los exquisitos olores característico del lugar: el aroma de las flores, el café recién hecho, la mezcla de la canela y la manzana ácida que se escapa de la pastelería. …..y sobre todo me deleitaré con tu delicioso perfume. A lo mejor me roces con tu brazo, con tu piel clara. Entonces me sonrojaré, me quedaré inerte y luego temblaré. Más tarde reirás y contemplaré tu hermosa sonrisa engalanada con tus dientes perfecto..Como un manto de nieve, como las nubes más blancas del cielo. Girarás y me miraras como nunca antes y me perderé en tus fascinantes ojos café. Sentiré tus dedos dibujando caricias en mi rostro como el viento rozando los pétalos de las flores, como la lluvia cuando moja la tierra sedienta, como en la mañana los suaves rayos de sol se posan en las hojas de los árboles. Caminaré de tu mano y tocaremos el cielo. Nos embriagaremos a besos, inventaremos caricias, comeremos mangos o quizá manzanas. Reiremos de la vida, bailaremos como tontos al compás del viento, hablaremos de nada o de todo ¡Que importa!.. Nos Desataremos de la cordura y nos volveremos locos de felicidad. Y al caer la noche contemplaremos las estrellas y tú alcanzaría una – dos o quizá tres- para mí .Y la luna nos miraría con alegría y se sentirá dichosa por ser testigo de nuestro gran amor. Luego de un rato volveremos a nuestras respectivas casas con el alma empapada de alegría, deseando con locura de que mañana sea otro día, otra tarde, otra noche junto a ti.

1 comentario: